¿Por qué fracasan los proyectos?

No es fácil enumerar las razones por las que fracasan los proyectos y el motivo es que son muy diversas. Sin embargo, y después de participar en múltiples proyectos y conocer experiencias de otros profesionales, yo destacaría las siguientes:

  • Falta de implicación/compromiso de los participantes. Equipos desmotivados por objetivos inasumibles, usuarios del cliente que no creen en el proyecto y, o no participan o lo que es aún peor, entorpecen el normal desarrollo del proyecto, etc… Para que un proyecto salga adelante es muy importante la participación activa de todos sus implicados.
  • Pobre comunicación. Muchos problemas vienen determinados por una falta de entendimiento incluso, y a veces esto es una crítica a los “técnicos”, no somos capaces de ponernos en la piel del usuario y nos encerramos en jergas excesivamente técnicas que confunden más que ayudan. Otros problemas vienen derivados de la falta de fluidez de la información. Muchas personas llevan a rajatabla la teoría “la información es poder” y se convierten en auténticos cuellos de botella en la comunicación del proyecto.
  • La falta de definición de roles y responsabilidades. Es imprescindible que al principio del proyecto quede claramente identificado quien es responsable de cada parte, tanto por parte del cliente como por parte del equipo de proyecto. El objetivo es evitar el uso de la técnica “balones fuera”.
  • Gestión de las expectativas. Más allá de una simple definición de requisitos, a veces falla realmente entender qué es lo que espera el usuario/cliente de este proyecto. Lo difícil es identificar las necesidades no declaradas formalmente.

Además de las anteriores, hay otras causas que hacen que los proyectos no culimen con éxito (según el último informe de Standish Group -2009 Chaos Report-, http://www.standishgroup.com/, sólo el 32% de los proyectos son exitosos):

  • Corrupción del Alcance
  • Ignorar los Riesgos del Proyecto
  • Falta de Implicación de los participantes (usuario, equipo proyecto,…)
  • Requisitos Ambiguos
  • Objetivos poco claros
  • Ausencia de Planificación formal
  • Estimaciones errores/poco realistas
  • Ausencia de metodologías, plantillas y documentación
  • Falta de recursos
  • Ausencia de pruebas o poco foco en la calidad
  • Proceso de estimación poco formalizado
  • Falta de Formación
  • Poco o nulo soporte de dirección

Seguro que se os ocurren muchas más, pero lo importante es ser consciente de los problemas y poner los medios necesarios para aprender de nuestros errores.

causas_fracaso_proyectos

Estas y otras situaciones ponen en peligro el normal desarrollo de los proyectos lo que incrementa el riesgo de fracaso. Pero al final todas estas causas las podemos resumir en una: POBRE GESTIÓN. Metodologías como el PMBOK (Project Management Body of Knowledge) definido por el PMI (Project Management Institute) identifican los procesos y las herramientas que ayudarán a reducir el riesgo de fracaso de un proyecto.

 

Fuente de Imágenes: http://www.imagenessincopyright.com/

(140)

cgjardon

Soy informático de formación y formador de vocación. Mi primer acercamiento como profesional fue en el ámbito de la formación, hecho que marcó mi carrera profesional. Posteriormente di el salto al mundo de la consultoría informática donde he desarrollado mi actividad profesional. Inconformista, proactivo y abierto a nuevas ideas, he continuado mi formación cursando el Master Executive por ICAI/ICADE y obteniendo la certificación PMP® por el Project Management Institute (PMI®). Además de desempeñar mi actividad profesional, lidero la iniciativa de creación del capítulo gallego del PMI® (http://www.pmi-galiciachapter.org)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.